Escleroterapia con Microespuma en el Hospital La Zarzuela: un novedoso tratamiento sin dolor, de la enfermedad hemorroidal

La enfermedad hemorroidal viene acompañando al hombre desde hace siglos, como queda bien documentado en la bibliografía histórica. Anatómicamente, las hemorroides son unos plexos o almohadillas de tejido submucoso que contribuyen a la perfecta continencia del esfínter anal.

Los  problemas surgen cuando las hemorroides se complican con sangrado, inflamación, prolapso, trombosis, etc. entonces es cuando se le denomina “enfermedad hemorroidal”

Muchos han sido los sufrimientos que la humanidad ha soportado con los tradicionales tratamientos quirúrgicos. En los últimos 30 años se han desarrollado nuevas técnicas, basadas en los avances tecnológicos, que han disminuido la morbilidad y el dolor postoperatorio. Una de ellas es la escleroterapia con fenol, que buscaba producir una fibrosis en la base de implantación de la hemorroide para fijarla al esfínter interno y evitar así su prolapso. Pero esta técnica tiene sus limitaciones en cuanto a las indicaciones, las complicaciones y los resultados.

La actual escleroterapia con “Microespuma” se basa en otros principios fisiopatológicos:

La “microespuma” es una mezcla de gases fisiológicos de elevada solubilidad en sangre y una sustancia esclerosante, el polidocanol.

La inyección no se realiza en el tejido conjuntivo que rodea al pedículo vascular, sino dentro del mismo plexo hemorroidal, lo que produce un colapso y posterior fibrosis de la hemorroide, en el plazo de unos días.

Con esta técnica se evitan las posibles complicaciones de la antigua esclerosis: Dolor, hemorragia, necrosis, ulceración, inflamación.

Se amplían las indicaciones, porque pueden tratarse casi todos los tipos de hemorroides; quedan excluidas las de grado IV trombosadas, que podrían ser tratadas posteriormente cuando se resolviera el episodio agudo.

En la mayoría de los casos, el tratamiento puede ser definitivo, pero en ocasiones puede ser necesario repetir la esclerosis, lo cual puede hacerse cuantas veces sea necesario.

La técnica es prácticamente indolora y se puede realizar una vida completamente normal al día siguiente. Puede ser realizado sin anestesia, pero el centro lo realiza con una ligera sedación, lo que permite al especialista, una buena exploración de la zona y la posibilidad de solucionar en la misma sesión, otras posibles patologías asociadas.

Aunque no hay evidencia de que produzca efectos secundarios, como precaución no se realiza en mujeres que estén embarazadas o en período de lactancia.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Noviembre 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>